Peruvian Flag.gif (27917 bytes)
 

 

 

 

 

 

Origen de la Marinera

 

 

La marinera y el vals comparten el título de bailes nacionales. Corresponde a la marinera los pergaminos de mayor antigüedad y facilidad con que penetró y fue aceptada simultáneamente en salones de lujosos cortinados y callejones humildes de los barrios capitalinos.

 

El antecedente de la marinera se encuentra en el fandango y las tonadillas populares españolas que, afirma Elena Gastelumendi, el mestizaje hizo peculiares e inconfundibles. Los estilos musicales de la península ibérica habían llegado a Perú bajo diversas denominaciones y en los viejos tiempos se les conocía indistintamente como maicito, ecuador, zanguaraña y chilena. Estos serían los precedentes de la marinera, confirmados en el completo estudio inédito de Julio Rojas Melgarejo.

 

El bautizo con el nombre definitivo de Marinera y, de hecho, su nacionalización peruana, corresponde al satírico escritor Abelardo Gamarra El Tunante. En su obra Rasgos de Pluma escribió:

 

"El baile popular de nuestro tiempo se conoce con diferentes nombres: se le llama tondero, mozamala, resbalosa, baile de tierra zanguaraña, hasta el año 1879 era más generalizada llamarla chilena. Fuimos nosotros quienes, una vez declarada la guerra entre el Perú y Chile, creimos impropio mantener en boca del pueblo, en sus momentos de expansión, semejante título, y sin ningún acuerdo de Consejo de Ministros, resolvimos sustituir el nombre de Chilena por el de Marinera, tanto porque en aquel entonces la marina peruana llamaba la atención del mundo entero y el pueblo se hallaba sumamente preocupado por las heroicidades del Huáscar, cuanto porque el balanceo, movimiento de popa, etc. de una nave gallarda, dice mucho del contoneo y lisura de quien sabe bailar, como se debe, el baile nacional."

 

Corresponde a Rosa Mercedes Ayarza de Morales, hermana de Alejandro Ayarza Karamanduka, la distinción de haber sido quien llevó al pentagrama, por primera vez, la marinera La Concheperla que pertenece a Abelardo Gamarra. De El Tunante es, también, la primera marinera que se conoce, La Antofagasta.

 

La marinera se cantaba y bailaba en las casonas de los ricos, en las casas de mal vivir y en barrios serios como la cuadrilla, el rigodón, la pavana, se reclamaba la marinera. Eran los dueños de casa quienes bailaban primero, invitación formal y licencia para que hicieran lo mismo las demás personas de la reunión.

 

El viejo criollo César Andrade, cuenta que se bailaba marinera en Palacio de Gobierno, hasta las cuatro de la mañana. La aristocracia, pues, fue cautivada por la danza. Julio Vargas refiere que los jóvenes de sociedad iban donde un moreno apellidado Arredondo, para aprender marinera y que éste les decía, después de haber hecho lo imposible: Es dificil hacerles bailar marinera, que ésta es muy celosa y no se deja manosear.

 

En sus Recuerdos de Lima, el escritor y filósofo mexicano José Vasconcellos, describe las fiestas a las que asistió durante su permanencia en esta capital. Cuenta que se animaban las reuniones con el baile titulado marinera... danza la pareja un paso emparentado con la jota: ceñida, flexible la cintura, en alto los brazos; ágiles las piernas, van y vienen los giros fogosos; el hombre el pañuelo ondea... hay un instante de vértigo y el trozo concluye con un grito seco y hondo pone los rostros radiantes... Después seguian los dulces valses, las danzas románticas y todo lo que es universal; pero era la única suave gracia de las mujeres, el encanto amable, la alegría de aquellas horas dichosas.

 

Son aquellos días iniciales del siglo, en los que semanalmente abrían sus puertas las casonas señoriales de los Santistevan, los Granda, los Arenas, y María Luisa Graulos Vásquez de Velasco, los Ledgard, los De la Piedra y Blume, Pardo Figueroa y los Tolmos, la de Lima en que las noches se diluían en entretenidas reuniones musicales a los compases de cuadrillas, valses y polcas, y los paladares se deleitaban con los exquisitos dulces preparados en casa. Este es el recuerdo de aquellos tiempos, conservado por Rosa Mercedes Ayarza de Morales. Al hablar de valses y polcas se refiere, sin dudam a los puramente europeos. Abunda en información sobre aquella Lima de las noches de gala en el Politeama y los conciertos en el Ateneo, en donde mayor distinción era ocupar un palco y ser admiradas por los faites de la platea... Los aplausos a la estudiantina del profesor Berriola y al Orfeón.

 

Algunas célebres artistas como Amalia Molina y Encarnación López La Argentinita, incluyeron en su repertorio la marinera, y por su forma y especial argumento, denominaron una escena de cortejo. Sin duda, la más grande bailarina de marinera de todos los tiempos fue Bartola Sancho Dávila, expresión máxima de temporadas memorables durante las Fiestas de Amancaes.

 

 

———————————

"50 AÑOS DE MUSICA CRIOLLA"
Ricardo Miranda Tarrillo

Lima, Perú

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Ensayo sobre la Marinera

 

 

La Marinera, consta de las siguientes partes: PRIMERA DE JARANA, SEGUNDA DE JARANA Y TERCERA DE JARANA; RESBALOSA Y FUGA.


Esto es lo que se entiende por una MARINERA COMPLETA. Se puede ejecutar en los tonos MAYORES o MENORES, pero nunca se iniciará la primera parte en Mayor y la Resbalosa o la Fuga en Menor ni viceversa.


Su compás es de 6/8 a un ritmo pausado en las tres primeras partes ya mencionadas ligeramente máás vivo en la RESBALOSA y más vivo aún en la FUGA.


La MARINERA es diferente al TONDERO, que se compone de GLOSA, CANTO Y FUGA. Aunque su compás también es de 6/8 su ritmo es más vivo desde que se inicia y, por último, el TONDERO sólo se ejecuta en los tonos MENORES.


Considerando estas notables diferencias, no hay por qué especificar llamando a la MARINERA por MARINERA LIMEÑA y al TONDERO por MARINERA NORTEÑA.


LA PRIMERA DE JARANA.
 

Son cuatro versos octosílabos, preferibles los de terminación grave por convenir más a la melodía. La rima puede ser en tres formas: COPLA ––que es la más común– CUARTETA o REDONDILLA. La COPLA es la más fácil, pues sólo riman asonantados los versos segundo y cuarto, siendo libres primero y tercero. En la CUARTETA riman aconsonantados primero con tercero y segundo con cuarto, siendo libres primero y tercero. En la REDONDILLA riman primero con cuarto y segundo con tercero. Veamos tres ejemplos de PRIMERA DE JARANA en los que respectivos tipos de rima:


Mándame quitar la vida
si es delito el adorarte
que yo no seré el primero
que muera por ser tu amante.
Lámpara maravillosa
lucero de la mañana
préstame tu luz hermosa
hasta que me toquen diana
Manuel Micho por capricho
mechó la carne del macho,
ayer decía un borracho:
–Mucho macho mecha Micho.
 

LA SEGUNDA DE JARANA.
 

Son los cuatro primeros versos de la combinación métrica llamada SEGUIDILLA –poesía corta compuesta de siete, versos heptasílabos y pentasílabos, asonantados o aconsonantados–. Ejemplo:
 

Mira que falta le hace
su pierna al cojo
al manquito su brazo
y al tuerto su ojo.


LA TERCERA DE JARANA.


Son los tres últimos versos de la SEGUIDILLA más un ESTRAMBOTE a manera de REMATE. Ejemplo:


Miren qué risa
eso de andar en coche
y sin camisa.
Lloré lloré mi suerte
hasta la muerte
 

LA RESBALOSA.
 

No requiere un tipo especial de versos, pues –como el cante por bulerías de España– todos los metros se acomodan a ella. Ejemplo:


No sé que quieren hacer
los extranjeros en Lima
que nos vienen a poner
una cosa tan dañina;
le llaman la Luz Eléctrica,
competidora del gas,
puede muy buena que sea
pero causa enfermedad.
Pobrecito gasfitero
qué oficio aprenderá
a sastre o a zapatero
o de hambre morirá.
 

LA FUGA.


Antes de tratar la FUGA DE MARINERA, quiero referirme a la obligatoria e imprescindible LLAMADA, que precede a todas y cada una de las FUGAS. La LLAMADA son por lo común, dos primeros versos de la PRIMERA DE JARANA. Ejemplo:
 

Esta noche voy a ver

quién se lleva la bandera


LA FUGA.


Son cuatro u ocho versos de cuatro, cinco seis o más sílabas. Ejemplo:
 

Ella se me fue
Ella se me fue
Ella se me fue
loco de amor yo me quedé.

Estoy cantando
en una taberna,
esta noche me emborracho
voy de verbena.
 

COMO SE EJECUTA LA MARINERA.


Inicia la MARINERA el bordón de una guitarra “llamando” al cajón que “contesta” –a la mitad del segundo compás– con un redoble de tres o cuatro golpes al centro de la caja y uno al extremo superior: (hay muchos estilos de “contestar” con el cajón) nueva “llama”, nuevo redoble, entran a ritmos las palmas y luego de ocho o doce compases se empieza a cantar la MARINERA.


PRIMERA DE JARANA.


De los cuatro versos que consta, se canta primero y segundo repitiendo sólo el segundo. Tercero y cuarto “amarrando” con el primer verso. “Amarrar” es pasar del úúltimo verso al primero.


SEGUNDA DE JARANA.


Ligada y sin perder un compás, se canta el primero y segundo verso de los cuatro que la componen –pudiendo repetirse ambos– luego tercero y cuarto para “amarrar” con el primero y segundo verso.


TERCERA DE JARANA.


Ligada también, se canta el segundo verso de la SEGUNDA DE JARANA agregándole cualquier palabra bisílaba, –de preferencia “madre”, “zamba”, “china”, etc.– con el primer verso de los tres que la forman. Luego el segundo y tercero, finalizando con el REMATE compuesto por un verso heptasílabo y un pentasílabo. Ejemplo:
 

Soy el toro de Jarama
de Jarama soy el toro
de Jarama soy el toro
levanto tierra en las astas
y me la viento en el lomo
Soy el toro de Jarama
Citó con los pies juntos
pasó el torito
y el dijo no me muevo
de donde cito
Citó con los pies juntos
pasó el torito
Pasó el torito “madre”
qué maravilla
y le puso tres pares
de banderillas
Ver juntas me da pena
Sangre y arena.


Sobre esta estructura, que es la básica en toda MARINERA, se pueden añadir –respetando el compás y según la melodipalabras caprichosas llamadas TERMINOS. Se incluyen entre los versos de la PRIMERA JARANA y se repiten fielmente en la SEGUNDA Y TERCERA DE JARANA.
 

Los hay simples y complicados. Ejemplo:


PALMERO SUBE A LA PALMA “ayayay” Y DILE A LA PALMERITA “mira cómo le hace así”.
 

No se pueden considerar los TERMINOS como “guapeos” porque forman parte de la melodía y le dan –no siempre– riqueza.


LA RESBALOSA.


Terminada de cantar la TERCERA DE JARANA con su REMATE se dejan doce a dieciséis compases de guitarra y cajón, para luego cantar la RESBALOSA. Se divide esta en dos partes llamadas PUESTA Y CONTESTACIÓN DE RESBALOSA –hay algunas de tres partes–.


La RESBALOSA se REMATA repitiendo las últimas palabras del último verso más un “ja ja”. Ejemplo:
 

o de hambre
o de hambre se morirá “ja ja”
 

LA FUGA.


Terminada de cantar la RESBALOSA, se dejan ocho o doce compases

 de guitarra y cajón, para entrar con la FUGA precedida de la LLAMADA cuantas veces se cante, variante de FUGAS y de LLAMADAS. Hasta su final que se ejecuta suprimiendo en una FUGA el último compás y remplazándolo a partir de allí con: “Para gusto ya ́está bueno” Ejemplo:


ella se me fue
loco de amor... “llorando te diera el alma”


Cuando la MARINERA se canta entre dos personas, llamemos a una “A” y a la otra “B”, se comparte de la siguiente manera:


“A” canta o PONE la PRIMERA DE JARANA, “B” la SEGUNDA y “A” la TERCERA.


“A” canta o PONE la RESBALOSA y “B” la CONTESTA.


“B” PONE una FUGA –previa LLAMADA– “A”, LIGADA A LA fuga otra LLAMADA alternáándose en forma ininterrumpida hasta que “A” o “B” REMATAN su tima FUGA “para gusto ya está bueno”.


Téngase presente que, mientras “A” PONE hace la melodía en primera voz, “B” debe hacer segunda en armonía. La MARINERA se canta en dúo, en trío y en sexteto de tres parejas; en este último caso “AA” PONEN la PRIMERA “BB” PONEN LA SEGUNDA Y “CC” PONEN LA TERCERA. Cada pareja canta en primera y segunda voz.


Cuando se canta en DESAFIO la contienda puede ser melódica o literaria.


En el primer caso “A” deberá marcar, en la guitarra, los principales tonos y las notas más importantes en la MARINERA que va a cantar. “B” deberá contestar lo más exacto posible –la melodía– y “A” terminará, cantando la TERCERA.


Si la contienda es poética “A” canta una PRIMERA DE JARANA cuyo asunto, sea festivo, bucólico, romántico, satírico, etc., deberá inspirar la SEGUNDA DE JARANA de “B”, para terminar siempre en el mismo tema, “A”. Estas reglas son estrictas en la RESBALOSA pero no obligadas en la FUGA.


Estos “duelos” se llaman de “cinco-tres” porque un máximo de cinco MARINERAS es triunfador quien primero gane tres, luego de esta victoria –o derrota– parcial se canta la RESBALOSA para proseguir el “duelo” en la FUGA que si bien es más emotiva, no tiene mayor mérito que repertorio y resistencia.

 

 


Nicomedes Santa Cruz

“El Comercio”
1 de Junio de 1958.
Lima – Perú.


 

Israel M. Luna & Chirly V. Reyes

Campeones de Marinera

Festival de Trujillo 1998

     
    ۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰