CONOZCA EL PERU

 
     
   

 

Según algunos historiadores, la etimología de la palabra Piura, parece provenir del quechua “Piuhua” que significa granero. Sus detractores, creen que Piura no proviene del quechua sino, del nombre dado por el secretario de Pizarro al río que baña sus tierras. Posiblemente los primeros habitantes de Piura, llegaron a su territorio hace más o menos 8 mil años.

     

Según vestigios, debió haber sido un pueblo pescador. Con el paso del tiempo y el crecimiento de su población, algunos fueron emigrando y formando a su vez otras naciones como Los Tallanes, considerados los mejores navegantes del antiguo Perú; Los Vicús, que han dejado muestras de su fina cerámica y Los Huancabamba, sometidos por los Incas al mando de Túpac Yupanqui, luego de sanguinarios combates. Otros historiadores nos dicen que Los tallanes o yungas, llegaron de la sierra y con el tiempo, se desarrollaron hasta formar la cultura Vicús; que fue sometida por los Mochicas.

El año 1532, Francisco Pizarro en su búsqueda por un lugar aparente para establecerse, llega al Valle de Tangarará, ubicado a orillas del Chira, donde funda, el 15 de julio del mismo año, la primera ciudad española erigida en el Perú, llamándola San Miguel de Piura. Según los cronistas de la época, los españoles se llevaron una sorpresa al encontrar que era una mujer la que gobernaba la zona; quien los invitó a una ceremonia especial, durante la que se elegirían a sus nuevos cónyuges, escogidos entre los jóvenes más agraciados y valientes del pueblo.


Llegar a la zona, fue para ellos como encontrar un oasis en medio de un inmenso desierto; pues durante meses habían soportado una serie de penurias, a través de su travesía marítima y la agresividad de indígenas y caníbales que encontraron en su camino. La población de aquel territorio, gobernado por bellas mujeres de cabellos largos, piel bronceada por el Sol abrazador y ataviadas con vistosos trajes de algodón, les brindó grato placer.


Años más tarde Pizarro y sus seguidores, deciden abandonar la zona, huyendo de los rigores del clima. Se cree que ya en aquella época, los españoles no pudieron soportar la inclemencia del clima y sus bruscos cambios atmosféricos; conocidos hoy como “Fenómeno del Niño”. Además, las incursiones de piratas que asolaban las costas del norte peruano, fueron más frecuentes. En enero de 1587, el puerto de Paita, que competía en importancia con el del Callao, fue saqueado e incendiado. Al año siguiente, los sobrevivientes, volvieron a fundar la ciudad.


A fines de la colonia, el pueblo de Piura se convirtió en un foco de inquietud libertaria, alentado por los almirantes que apoyaban al general San Martín en su expedición libertadora y el 4 de enero de 1821, declara su independencia en la iglesia San Francisco. Luego se forma la célebre “División Piura”, que durante la Batalla de Pichincha, una de las decisivas para la indepencia del Perú, dieron muestra de gran valor y patriotismo. El pueblo de Catacaos, se convirtió en 1826, en la primera ciudad en rechazar la Constitución Vitalicia impuesta por Simón Bolívar, acto que le mereció el título de Heroica Villa.


Piura es uno de los departamentos más fascinantes del Perú. Su gente es hospitalaria y cálida. Se le conoce como tierra de inmensos desiertos, mujeres hermosas, playas paradisíacas, donde todo el año brilla el Sol. Sus playas más conocidas son Cabo Blanco, Máncora y Organos. En la primera, solía vivir el autor de la célebre novela "El Viejo y el Mar", el escritor Ernest Hemingway, amante de la pesca del merlín. Otras conocidas playas son las de Yacila, Cangrejos y Colán, que cuentan con infraestructura hotelera de primera nivel y hospedaje con ambiente familiar. En Colán se encuentra el primer templo cristiano de América del Sur: La iglesia de San Lucas. Entre los lugares de atractivo turístico de Piura, se encuentra la Catedral, de construcción colonial, que guarda algunas pinturas de uno de sus hijos predilectos, el pintor Ignacio Merino; entre ellas, San Martín de Porres y la Virgen María. Su altar mayor está revestido en pan de oro. La Iglesia de San Francisco, la más antigua de la ciudad, donde se proclamó la independencia del departamento. El Museo Arqueológico Municipal de Piura; con una gran colección de cerámica y objetos de metal pertenecientes a la cultura Vicús y a otras preincaicas. El Museo de Arte, donde se exhiben óleos del pintor piurano Felipe Cossío del Pomar y otros artistas contemporáneos. La Iglesia del Carmen, que alberga valores artísticos de la época virreinal. La Casa-museo del almirante Miguel Grau, lugar donde nació el héroe naval del Perú. La Paloma de la Paz, escultura del artista piurano Víctor Delfín.


El pueblo de Simbilá, aun muestra su herencia directa de los ceramistas Vicús, al moldear las tinajas que fabrican, mediante la técnica del "paleteado". Estos recipientes los usan especialmente para preparar su famosa “chicha de jora”. Igualmente Chulucanas, al sureste de Piura., nos presenta otro tipo de cerámica, con la representación de personajes y paisajes costumbristas.


Ciudades importantes también son: Talara, pues en sus suelos se hizo la primera perforación y se encontró petróleo, convirtiéndose en una principal fuente petrolera hasta su expropiación en la década del '70. Un poco más al norte, está ubicado el “Parque Nacional Cerros de Amotape”, con 75 mil hectáreas de extensión, en la margen izquierda del río Chira. Posee gran variedad de flora y fauna. Sullana, "La Perla del Chira", bañada por el río Chira y donde la temperatura es la más alta a lo largo de la costa peruana.


Sechura, ciudad con grandes atractivos ecológicos, con inmensas colinas doradas del desierto hasta los "humedales" que conforman lagunas como las de Ramón y Ñapique, esteros como el de Virrila y manglares como los de San Pedro; que conforman el Bajo Piura. Es también punto de convergencia de aves migratorias que viajan desde Cabo de Hornos en Chile, hasta Alaska en Estados Unidos. Sechura es importante por su centro pesquero de Parachique, la explotación de fosfatos y la ubicación del oleoducto transandino, que desemboca en Bayóvar. Su desierto, es el más extenso del Perú, con un área de 5,240 km2.


En todo este complejo ecológico se pueden encontrar, 7 de los 11 pisos ecológicos que existen en el planeta:
 

1) Mar caliente
2) Bosques tropicales húmedos, como el bosque del Canelo en Tumbes.
3) Mar normal enfriado por la Corriente de Humboldt, con playas hermosas como las de Máncora, Cabo Blanco, Colán, etc.
4) Desierto pacífico, como el de Sechura.
5) Bosque seco, despoblado; algarrobales, zapotales, ceibales.
6) Selva alta, en la vertiente de los Andes, a una altura intermedia.
7) Páramos, húmedos, donde se encuentran las famosas lagunas de Las Huaringas, en Huancabamba y Ayabaca.


Precisamente en Huancabamba, dentro de la sierra piurana, a 1,953 m.s.n.m., se encuentran las catorce lagunas que conforman las famosas “Huaringas”. Simbe es la más grande, pero la preferida por los “chamanes” piuranos, es “La Negra”; donde acuden para en sus aguas, "limpiar" impurezas del cuerpo y del "espíritu". Otras lagunas con similares propiedades, se pueden encontrar en Ayabaca, como “Pireta” y la “Laguna del Inca”.
 

En Catacaos, se ubican los artesanos fabricantes de finos tejidos de paja, algodón y trabajos de filigrana en oro y plata. En esta ciudad, la calle Comercio, agrupa a la mayoría de ellos, donde es posible admirar directamente su trabajo. Cerca a Catacaos, se encuentra el Complejo Arqueológico de Narihualá, que se cree fue el centro principal de administración política y religiosa de la nación Tallán. En gastronomía, en esta ciudad se encuentran las picanterías más tradicionales de la región.
 

En sus pampas desérticas emergen los famosos árboles de algarrobo, de cuyo fruto se prepara la algarrobina, un reconstituyente de gran poder. Este árbol, es un símbolo piurano.


Los ríos Piura, Huancambamba y el Chira, son importantes en la hidrografía de Piura. Sobre el cauce de este último, se ha construido el reservorio de Poechos con una capacidad de mil millones de metros cúbicos de agua que irriga grandes extensiones de la costa piurana. El río Quiroz, un afluente del río Piura, alimenta la inmensa represa de San Lorenzo y la aguas del Huancabamba, en la sierra, activan las turbinas de la una central hidroeléctrica, que abastece de energía a la región.
 

Son muchos los hijos de Piura que han dado prestigio al Perú. Entre ellos están: Ignacio Merino, uno de los más grandes pintores clásicos peruanos, quien estudió y murió en París, dejando obras de extraordinario valor artístico; el pintor Luis Montero; el poeta romántico Carlos Augusto Salaverry; el Padre de la Medicina José Cayetano Heredia; el escritor Enrique López Albújar y el Héroe de Angamos, Miguel Grau, entre otros.
 

En el folclore musical, el tondero que es como el himno de Piura y su marinera denominada “norteña”, forman una expresión muy peculiar del pueblo piurano, ritmos que a través de sus notas, muestran la alegría que los invade en sus momentos de júbilo.
 

La cocina piurana ofrece una gran variedad de platos típicos como el "seco de chavelo", la “carne asada” o “aliñada”, el “seco de cabrito” con “tamales verdes”, la “cachema frita” y una muy larga lista de platos preparados a base de pescado y mariscos.

     
    ۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰
     
   

El Caballero de los Mares

Breve Historia de Piura

La Palizada Piurana

Historia de Talara

Tranvías en Piura

Paita

 

•••

 

Breve Historia de Piura

Reynaldo Moya Espinoza

     
    ۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰