Peruvian Flag.gif (27917 bytes)
 
 

Madre
Vals

Manuel Acosta Ojeda

 
 

Madre, cuando recojas con tu frente mis besos,
todos los labios rojos, que en mi boca pecaron,
huirán como sombras cuando se hace la luz.

 

Madre, esas arrugas se formaron pensando,
¿Dónde estará mi hijo, por qué no llegará?
Y por más que las bese no las podré borrar.

 

Madre, tus manos tristes como aves moribundas,
¡Déjame que las bese! Tanto, tanto han rezado,
por mis locos errores y mis vanas pasiones.

 

Y por último, Madre, deja que me arrodille,
y sobre tu regazo, coloque mi cabeza.
Y dime: ¡Hijo de mi alma!, para llorar contigo.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Madre Amor

Vals
Alberto Rossel
 


Madre amor
de los ojos tristes
que ríen en mi alegría
y que expresan tanta vida.

Madre amor,
quisiera ser un niño
y llegar al cuento de hadas
que al soñar me regalabas.

Madre amor,
tu casa vacía,
ha esperado con tus rezos,
por mi vuelta tantos días.

Y perdona, madre amor,
si no soy lo que quisiste,
y perdona, madre amor,
sí sólo soy esta canción.

Esta canción que he vestido
con las flores más preciosas
que del jardín de Dios, para tí,
pude robarme hoy.

Madre amor,
de los ojos tristes.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Madrecita

Vals
Armando Montedoro
 


Madrecita, madre mía, muy amada,
hoy tus hijos te veneran este día,
recordando que es el Día de la Madre,
ruego a Dios que te conceda la existencia.

Felices los que tienen madre,
tristes los que la perdieron,
con ese símbolo rojo
que representa la vida.


Feliz el hijo idolatrado,
de madre buena y abnegada,
pues lo más grande en el mundo,
es el amor maternal.

Tus caricias y tus besos son sagrados,
yo te quiero, madre mía, más que a nadie,
tú sufriste, trabajaste por mi vida,
y cumpliste el deber que Dios te dió.

Quiero, madre, que recibas
el corazón de tus hijos,
que vienen hoy hacia tí;
quiero, madre, que recibas
el saludo de tus hijos
en este grandioso día;
que lo más grande del mundo
es el amor maternal.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mágica Flor
Polka
Amparo Baluarte - Nicolás Wetzell
 


Mágica flor de mis ensueños de oro,
a tí te quiero, por tu amor deliro;
eres un ángel del celeste coro
y yo al mirarte, en tu beldad me inspiro.

Por eso viene con su pobre lira
para cantarte, en tu jardín de ensueño,
el trovador que te ama y que te admira
con fe sincera y ardoroso empeño.

Sí tú, princesa, escuchas mi querella
y al son de mi amorosa serenata,
sales a tu balcón como una estrella
a iluminarme con tu luz de plata.

Yo seré el más feliz de los mortales
y con rayos de luna te haré un nido
y oirás las estrofas inmortales
del trovador, en tu jardín florido.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Malabrigo

Tondero, Triste y Fuga
César Miró - Alcides Carreño
 


Malabrigo, Malabrigo
puerto norteño,
siempre estarás conmigo
como en un sueño.

Puerto de pescadores
con velas blancas
y espumas como flores
de las barrancas.

El sol juega en las redes
y en las totoras
y la luna en los peces
prende farolas.

Malabrigo, Malabrigo
playa serena
guitarras de navíos
sobre la arena.

La mañana se asoma
tras de los cerros
alas de las gaviotas
van a su encuentro.

Puerto de pescadores
con velas blancas
y espumas como flores
de las barrancas.

Malabrigo, Malabrigo
puerto norteño.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mal Paso

Vals

Luis Abelardo Núñez

 

 

Argumentando,

que tienes mala suerte,

vas contándole a la gente,

la razón de tu fracaso;

pero la gente,

que es tan cruel y despiadada,

y que no le importa nada,

se ríe de tu mal paso. (bis)

 

Ahora sufres

y vives angustiada,

tú verás lo que te toca,

siempre fuiste caprichosa;

dice la gente,

que es tan cruel y despiadada,

que si estás abandonada,

es porque no eres gran cosa. (bis)

 

Y si algún día te acuerdas de mí,

recuerda que yo te quise tanto,

y tú sin  piedad,

te fuiste de mí,

sabiendo que te amaba,

me pagaste mal. (bis)

 

—————————

Cortesía Carola Saco S.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mala Mujer

Vals
Mario Cavagnaro Llerena
 


Cuánta soledad
en mi corazón,
cuánta decepción
en mi alma.


Todo por creer
sólo en tí, mujer,
todo por creerte buena.

Todo mi ser,
con ilusión,
mi vida entera;
todo mi amor
lo daba yo,
por vez primera.


Pero, ya lo ves,
todo terminó,
sólo por ser tú
mala mujer.

No vayas a volver
en busca de mi amor
¡No me hagas recordar
lo que no pudo ser!


Quizá mi corazón
preguntará sí es que es verdad
que nunca regresarás,
porque él te extraña más que yo.


Y yo le mentiré,
no le diré que fuiste cruel,
no quiero que él llegue a saber
cómo eres tú, mala mujer.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mañana

Vals
José Escajadillo Farro
 


Bueno, vamos a despedirnos,
no hay por qué estar tristes,
ni tampoco por qué llorar.


Juntos emprendimos el camino
y si nos confundimos
no hay a nadie a quien culpar.

Mañana vendrá un nuevo amanecer,
nuestra historia será
sólo un triste recuerdo.


El llanto de hoy
sonrisa se hará
y me olvidarás mañana.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

María

Vals
Nemesio Rueda
 


¡Por fin te vuelvo a ver
angelical María!
No, no, no, no, mi bien;
mi vida tú eres mi encanto.
¡Por fin te vuelvo a ver,
mi dicha y mi consuelo!
Ven, por piedad,
adonde podré yo gozar.

Vente, corazón, corazón;
vente, por piedad, por piedad;
vente, niña hermosa,
consuelo del alma,
de mi corazón, corazón.


Vente, corazón, corazón;
vente, por piedad, por piedad;
vente, niña hermosa,
consuelo del alma,
de mi corazón, corazón.

Ángel que inquietas a mi alma,
tan sólo con tu mirada,
reclina en mi pecho la calma
de mi adorada ilusión.


Vente a mis brazos, morena;
ven mi adorada ilusión;
ven por piedad,
adonde podré yo gozar.

Vente, corazón, corazón;
vente, por piedad, por piedad;
vente, niña hermosa,
consuelo del alma,
de mi corazón, corazón.


Vente, corazón, corazón,
vente, por piedad, por piedad;
vente, niña hermosa,
consuelo del alma,
de mi corazón, corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

María Esther

Vals
Luis Abanto Morales
 


Vida mía, alma de mi alma,
hoy te canto lo mejor de mi canción,
enamorado, enamorado de tí estoy;
eres mi dicha, eres mi cielo, eres mi luz.

Desde aquel día que nos quisimos,
nunca tuvimos una triste decepción.
que nada empañe nuestra felicidad,
linda norteña, tesoro mío, flor del Perú.

María Esther, María Esther,
¡Qué lindo nombre tienes, por Dios!
María Esther, María Esther,
me tiene fascinado tu amor.


María Esther, María Esther
¡Pureza de mujer!
Tu alma cariñosa,
tu gesto y figura
robó mi querer.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

María Magdalena

Vals
Emilio Peláez Montero
 


En un atardecer
de tibia primavera,
te ví por vez primera
idolatrada mujer.

Te ví aparecer
como una rosa fraganciosa,
derramar tu aroma
con tu cimbreante andar.

María Magdalena,
me dijiste, te llamabas;
tu nombre tan hermoso
me llegó a cautivar.

Por eso te canto,
María Magdalena,
porque eres tú la dueña
de mi amoroso corazón.

Yo quisiera que tú comprendieras
lo mucho que te amo,
María Magdalena,
sí, mi reina.

Yo te juro que toda la vida,
te seré sincero
porque en verdad te quiero
y te adoro con pasión.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Marinera Trujillana

Marinera Norteña
Teófilo Alvarez Dávila
 


¡Marinera trujillana,
no tienes jamás igual,
ni en el sur, ni en el norte,
encontrarás rival!

Marinera trujillana,
no hay nada mejor que tú;
por tu gracia tan peruana
no hay nada mejor que tú.

Pa' cantarla y pa' bailarla,
así como manda Dios,
eres reina soberana,
en todito el Perú ¡Si!

Desde Tumbes hasta Tacna,
se cantan las marineras,
en salones y en jaranas
con palmas y cajoneo.

Pero como las de mi tierra ¡ay!
eso si que no;
pero como las de Trujillo ¡ay!
eso si que no ¡No!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Más allá

Vals
Adrián Flores Albán
 


Si yo supiera que al morirnos,
en lo desconocido
me pudieras amar,
no le tendría miedo a la muerte
porque sé que algún día
a mi lado estarás.

Las veces que los celos me atormentan
y pienso tantas cosas,
hasta en el más allá,
me aterra pensar que muriéndose
se acabe para siempre el ser
con alma y corazón.

Que aquello tan grande
que es nuestro amor,
se tenga que acabar así;
eso no puede ser.

Yo nací para tí,
tú también para mí
y un destino es de los dos.
Sabe Dios si es verdad
que hay amor más allá
y si hubiera ¡Oh primor!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Me duele el corazón

Vals

Pedro Durán Quevedo

 

 

Me duele el corazón con tal violencia,
me duele que no puedo respirar.
No sé qué pasará,

con este gran dolor,
de noche no me deja ni dormir,
¡pobre ay de mí!
No sé qué pasará,

con este gran dolor,
de noche no me deja ni dormir.

 

Dónde están mis amigos, no los veo,
dónde están mis hermanos, no los hallo.
Solito he de llorar,

solito he de sufrir,
solito yo me tengo que morir,
¡pobre ay de mí!
Solito he de llorar,

solito he de sufrir,
solito yo me tengo que morir.

 

Delante de la Virgen me arrodillo,
le ruego y le pido con fervor
que me haga este favor,

no hacerme padecer,
sino hasta la razón voy a perder,
¡pobre ay de mí!
Que me haga este favor,

no hacerme padecer,
sino hasta la razón voy a perder.
 

Dónde están mis amigos, no los veo...

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Me Gustan Tus Ojos Negros

Polka
Filomeno Ormeño
 


Me gustan tus ojos negros,
regálamelos a mí,
a ver si por medio de ellos
me quieres como yo a tí.

No puedo más, no puedo,
ya me canso de esperar;
me gustan tus ojos negros
y con ellos me he de quedar.

No me mires de reojo.
mírame con intención,
porque causa mucho enojo
y me hiere el corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Melodías del corazón

Vals

Felipe Pinglo Alva

 

 

La flor que vida dio

a un pobre corazón,

ayer se marchitó.

 

En mí grabado está

el espectro fatal

de la desilusión.

 

La quiero yo olvidar,

imposible me es,

busco un nuevo querer,

no lo puedo encontrar.

 

El miedo de ofender

a la que tanto amé

aumenta mi penar.

 

Mentira quien te diga,

corazón sensible,

que nuevo cariño tendrás.

 

Falsía quien prometa

darte por entero

todo su amorío, verdad.

 

Mas si acaso a ti llega

el sordo lamento de otro ser

que vive en penar,

escucha sus ayes,

ábrele tus puertas

que es felicidad.

 

Del ayer que viví

tan sólo queda en mí

un recuerdo de amor,

perfumes de mujer

que trajeron así

efluvios de pasión.

 

La flor que alimentó

la pasión que fugó

fue un hada del querer

que me robó la fe

y que al huir de mí se llevó la ilusión

de un mañana feliz.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Milagro

Vals
Augusto Rojas Llerena
 


Pobre amor, si supieras
que te extraño,
es la eterna condena
de esperarte.


Pido al cielo el milagro
de encontrarte, amor,
nuestras vidas morirán
sin separarse.

Milagro de tu amor
para mi vida,
milagro para mi fe
que está perdida.


Tú me viste llorar
en tu partida,
esas lágrimas de amor
no eran fingidas.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Perú

Vals

Manuel "Chato" Raigada B.

 

 

Tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz,
de haber nacido en esta hermosa tierra del sol,
donde el indómito inca prefiriendo morir,
legó a mi raza la gran herencia de su valor.


CORO


Ricas montañas, hermosas tierras,
risueñas playas, ¡es mi Perú!,
fértiles tierras, cumbres nevadas,
ríos quebradas, ¡es mi Perú!


Así es mi raza noble y humilde por tradición,
pero es rebelde cuando coactan su libertad,
entonces uniendo alma, mente y corazón,
rompe cadenas cuando la muerte vea llegar.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Primera Elegía

Vals
Letra: Serafina Quintera
Múica: Eduardo Marquez Talledo

 

 

Agusto soberano de la melancolía,
señor de la tristeza, monarca del dolor;
yo sé que se han unido vuestra angustia y la mía,
en los viejos acordes de mi nueva canción.


Vuestra música supo de salones dorados,
de alfombras silenciosas, de espejos biselados;
supo de cuartos húmedos, de rincones dantescos,
donde la tisis prende sus ansias temblorosas.


Subió hasta los áusteros palacios principescos,
y floreció en las almas y palpitó en las rosas,
Vos, soberano Agusto del ritmo y la armonía,
vos que a los cuatro vientos disteis el corazón.


Reconcentrad en una, vuestra musa y la mía,
para que yo termine lo que empezasteis vos.
 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Miradita

Vals
Luis Abanto Morales
 


Te ví, cual una diosa,
linda y preciosa,
encanto de mi ser,
te di una miradita,
tan chiquitita
que te hizo estremecer.

 

No seas tan malita,
niña bonita
dime que sí,
piensa que sin tí no vivo,
eres mi encanto,
dulce frenesí.

¡Ay que no! que no, no,
me niegues que te mire así,
esos tus lindos ojos,
que me enloquecieron al mirar.

 

Pero si tú lo niegas,
no hay una razón,
no seas malita,
démosle un gustito
a nuestro corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Retorno

Vals
Manuel Raygada Ballesteros
 


Cuando me fuí en silencio de tí, tierra adorada,
con profunda tristeza creía morir,
tu imagen como una estrella lejana,
un adiós sollozando con el alma te dí.


Cediendo a los inmensos afanes y aventuras,
por otros horizontes un día te dejé;
llevando en mi mente recuerdos que aún perduran,
de la patria lejana que nunca olvidé.

Después de veinte años que danzan inclementes ,
sobre mi vida errante, hoy lleno de emoción,
vuelvo a pisar tu suelo y a respirar tu ambiente,
cuna de mi infancia y de mi primera ilusión.


Al retornar de nuevo a tu tibio regazo,
Callao de mis ensueños, haz hecho renacer,
vivir entre recuerdos que acuden a mi paso,
por tus calles amigas que me hablan de mi ayer.

(Recitado)
Con lágrimas en los ojos que dañan mi semblante,
regreso hoy a tu suelo, Callao de mis ensueños,
a respirar de nuevo tu ambiente jaranero
y a recorrer tus calles con orgullo y emoción.

Después de veinte años que danzan inclementes,
sobre mi vida errante, hoy lleno de emoción,
vuelvo a pisar tu suelo y a respirar tu ambiente,
cuna de mi infancia y de mi primera ilusión.


Al retornar de nuevo a tu tibio regazo,
Callao de mis ensueños, haz hecho renacer ,
vivir entre recuerdos que acuden a mi paso,
por tus calles amigas que me hablan de mi ayer.

 

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Retrato
Vals
Augusto Rojas Llerena
 


Yo no comprendo,
cómo pude soportar,
la larga ausencia,
de tu amor sin regresar.

Desesperado,
tuve ganas de llorar
y ahogué mi llanto,
para poderte olvidar.

Mi retrato,
ya no te sirve de nada
y el beso de una mañana,
quizás no recordarás.

Mi guitarra,
guarda el eco de tu voz,
que cantando aquella noche,
nos conocimos los dos.

Si tú regresas,
no me vuelvas a buscar
y mi retrato
devuélveme sin hablar.

Que hay una herida
muy grande por cerrar,
que tú en la vida
no podrás cicatrizar.

Mi retrato,
ya no te sirve de nada,
y el beso de una mañana
quizás no recordarás.

Mi guitarra,
guarda el eco de tu voz,
que cantando aquella noche
nos conocimos los dos.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Rosa Luz

Vals
José Bazán Barrantes

 


Por más que te mostré mi amor,
ya ves, hoy te he perdido,
y no quieres saber, tal vez,
lo cruel que es mi dolor.


Te di mi corazón, mujer,
y no recuerdas
que siempre te decía
cuando te acariciaba:
"que nunca me falte
la luz de tus ojos";
que siempre te decía
cuando te acariciaba:
"que nunca me falte
la luz de tus ojos".

No me dejes de mirar,
porque tus ojos son la luz
que alumbra con su fulgor,
las sombras de mi vivir.


Piensa en este gran amor,
que será en mi pecho una cruz,
si serme infiel quieres tú,
mi Rosa Luz.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Soñar

Vals
César Santa Cruz
 


Mirar sin ver, oír sin sentir nada,
soñar despierto sin precisar qué,
vagar flotando en un inmenso océano
de imprecisos recuerdos por nacer.

Llevar la mente hacia un mundo lejano,
dejar sus cuitas donde nadie ve,
y así sentir que se apodera el alma,
de algo que estuvo cerca y que no pudo ser.
Y así sentir que se apodera el alma,
de algo que estuvo cerca y que no pudo ser.

Cual cuentas de un rosario,
se deslizan las horas,
en los dedos de acero
de un reloj de pared
y en la oración del tiempo,
la luz ya se hizo sombra
y hay una sombra en los recuerdos,
que sin querer forjé.

Así las vibraciones
de suaves campanadas,
aconsejáronme algo,
un triste atardecer:

Calmar mis ambiciones,
donar sin pedir nada,
pensar que al fin un sueño
¿A quién puede ofender?

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mi Tesoro

Vals
Lorenzo Humberto Sotomayor
 


Recuerdo que una tarde
de hermosa primavera,
te ví por vez primera,
linda como una flor.


Mis ojos te miraron,
radiantes de dulzura,
con toda la ternura
que inspira un gran amor.

Mi corazón amante,
sintióse enamorado,
me dijo que a tu lado
podría ser feliz.


Pues él ya presentía,
serías en mi vida,
la prenda más querida
y buena para mí.

Desde aquel lindo día,
has sido para mí
el ángel de mis sueños,
el agua del arroyo,
que logra aplacar
la sed de mi pasión.


La musa que en mis noches,
de loca bohemia,
inspira mis canciones
y el más rico tesoro,
que pudo encontrar
mi amante corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mis Algarrobos

Vals

Rafael Otero López

 

 

Verdes, mis algarrobos, verdes.

Verdes, mis algarrobos, verdes.

Verdes, como la fe de la esperanza.

Entre sus ramas se columpian nidos

formados por las aves en su andanza.

 

Verdes, mis algarrobos, verdes.

Una tras otra, su sombra indominante,

debajo de su espléndido ramaje,

siesta su cuerpo un triste caminante. (bis)

 

Pasan las aves en continuo vuelo,

unas tras otras transportan en su pico

las hojas secas lanzadas por el viento,

las algarrobas caídas en el suelo.

 

Entre los troncos de mis algarrobos,

con gran locura, serpenteando baja el río,

una cabaña, un candil, un perro lobo

y una cholita que adoro con delirio. (bis)

 

 

—————————

Cortesía Carola Saco S.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mis Anhelos

Vals
Luis Abelardo Núñez
 


Cual un mirlo
que vuela perdido,
en noche callada,
llorando un amor;
voy sin rumbo
buscando aquel nido,
los amorosos brazos,
que el tiempo me negó.

Quisiera aprisionar
el tiempo entre mis manos,
o que el mundo no gire
ni en sentido contrario,
que las noches de luna
fueran interminables,
y que la primavera
floreciera mil años.

Que el agua de los mares
fuera como el almíbar
y no existiera infierno,
ni en la imaginación,
que en la bella alborada
de un día inesperado,
me hubieras demostrado
que tienes corazón.

Viajemos a otro mundo
tomados de la mano,
tú sabes cuánto sufro,
tan cruento es mi dolor.

Ven mátame diciendo,
que mi sufrir fue en vano,
que moriré sabiendo
que muero por tu amor.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mis Cantares
Polka

Guardia Vieja
 


Despiértate y escucha los cantares
del que te adora con todo el corazón,
del que te ofrece su alma enamorada,
su porvenir, su fe y su adoración,
su porvenir, su fe y su adoración.

Del limpio tul, la inmensidad poética;
del verde prado, los bosques y el vergel;
de mi laúd, mi enamorado cántico;
todo es amor, despiértate mi bien;
todo es amor, despiértate mi bien.

Feliz el que en tus brazos durmiera,
al escuchar tu arrullo embriagador,
feliz aquel que con su alma te ofreciera,
todo su amor, su tierno corazón;
todo su amor, su tierno corazón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mis Celos

Vals

Ángel Aníbal Rosado

 

 

La angustia de no verte me atormenta,

me hiere con el dardo de la duda,

mil cosas, mil sospechas me devoran,

haciendo de mi vida un martirio.

 

Te veo en otros brazos en mis sueños,

despierto en sobresalto noche a noche;

y cuando estoy contigo me arrepiento,

de todas esas cosas en que pienso (bis)

 

Toda, toda mi ternura,

mi esperanza pura, te voy entregar;

nada, nada de temores,

que yo de mil amores te voy a adorar. (bis)

 

—————————

Cortesía: Carola Saco S.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mis Páginas

Vals
Jorge Kanagusuku
 


Caminando sin rumbo,
golpeada por la vida,
escribiendo mis páginas
con tantos desengaños.

Hoy he encontrado el faro
que alumbra mi destino,
ya no temo al futuro,
ya te he encontrado a tí.

Hoy te entrego mi libro
con páginas escritas,
espero que tú puedas
firmar aun en ellas.

Es todo lo que tengo,
lo ofrezco con ternura,
yo sé que él en tus manos
hará la poesía.

Tus labios son pinceles
que pintan mis anhelos,
tus ojos dos señales
que guían mi camino.

Yo quiero verme en ellos,
espejos del cariño,
ellos cambian el frío
en tibia primavera.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mónica de mis amores

Vals

Autor: Victor Hurtado Riofrío

 

 

Que horrible pesadilla, que sueño tan macabro,

me desperté creyendo, que tú no estabas más,

grande fue mi tristeza, mi pena fue mayor,

con desesperación te busque en cada rincón.(bis)

 

Sólo atiné a gritar tu nombre, con ansias y pavor,

gritando una y otra vez, dónde estás a mi amor,

no me niegues tu presencia, no me niegues tu calor,

mira que sin tí; mi adorada Moniquita, no podré vivir.

 

Las noches y los días se hacen largos ya sin tí,

no me imagino la vida, si a mi lado tú no estás,

grande fue mi sorpresa, más grande es mi alegría,

terminó la pesadilla, fue un mal sueño y nada más.(bis)

 

Hoy con algarabía vuelvo a gritar tu nombre,

Mónica de mis amores, te entrego mi corazón,

imposible no quererte, mi adorada dulce y bella,

mi Amada compañera, la dueña de mi amor...

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Monsefú

Marinera Norteña
Luis Abelardo Núñez
 


Monsefú es un primor,
es una tierra de amor.

Baila que baila mi china, así,
baila que baila mi amor.

Quiero besar esa flor,
ser el dueño de tu amor.
Baila que baila mi china, así,
baila que baila mi amor.

Cuando bailas marinera,
se te ve todo el fustán,
y tu cholo desespera
,
caramba, con loco afán.

Baila que baila mi china, así,
baila que baila mi amor.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Morena
Vals
Alcides Carreño Blas
 


Sí mi vida no la endulzas,
si no me puedes amar,
cierra tus ojos, morena,
que me mata tu mirar.

Aquel que jamás
ha besado a una morena,
no sabe qué gusto
tiene la canela.


Aquel que bien se casa,
con mujer bonita,
ni cien curanderos famosos
el susto le quitan.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Morenita Verde Luna
Polka
José Santiago Swayne
 


Una linda morena
se ha metido en mi vida.

Morenita verde luna,
sus ojos son dos luceros.

Un clavel reventón
es su boquita grana,
cuando ella sonríe ¡Madre!
en el sol de la mañana.
Morenita gitana,
linda flor de canela,
déjame seguir a tu vera
y cantar a tu hermosura.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Morir Ansiara

Polka

Manuel Covarrubias

 

 

Morir ansiara, si me ofrecieras,
como sepulcro tu corazon,
sería esa muerte, mi único anhelo,
porque es muy dulce morir de amor.

Pero mi bien, con tus desdenes,
presto muy presto me matarás,
como las niñas cogen las uvas,
de los racimos, de los racimos bajo el parral.

 

 

——————————

Cortesía Víctor Hurtado R.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Morir Quisiera
Polka
Felipe Pinglo Alva
 

 

Morir quisiera después de haber logrado
tan sólo un beso de la mujer que adoro
y con el alma marchita por el lloro
dejar el mundo para ya no sufrir.

Qué hacer, qué hacer si sigue mi martirio,
llorar, llorar por la mujer ingrata,
falsa ilusión que pusiste en mi sino,
la nota gris de un eterno sufrir.

No vivo ya sino para el ocaso,
yerto mi ser a todo lo que halaga,
sin corazón, sin fe y hasta sin alma,
víctima soy de un pérfido mentir.

Amor, amor por qué te has ensañado
con mi pasión que nunca fue delito;
si por querer hoy me veo proscrito
¡Maldito amor y maldita mujer!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Morochita
Polka
Pedro Espinel Torres
 


La miré una vez, prendado quedé
de su talle y hermosura.
Me agradó su hablar, su voz escuché,
manantial de la ternura.
Era alegre y juguetona,
de sonrisa picarona.
Me acerqué y le hablé,
ella sonrió y mis trovas escuchó.

Morochita, morochita,
flor delicada,
tierno beleño,
flor de ilusión.
Por tus encantos
eres la gloria
de nuestro suelo,
sangre criolla
es la que palpita
en tu corazón.
Con tu pasito tan breve
se va caminando del cielo
¡Ay, morochita, morochita,
por tí canto esta canción!

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mujer Ingrata
Polka

Guardia Vieja
 


Mujer ingrata,
sin corazón,
me has engañado
sin tenerme compasión.

Yo te quería y fuiste infiel,
pero nunca olvides
que me las pagarás
ingrata mujer, pérfida e infiel.

Tú me decías que me querías,
lo cual mentías horriblemente,
hasta que un día me convencí
que me engañabas ¡Pobre de mí!

Tú cantarás, yo lloraré,
pero nunca olvides
que me las pagarás
ingrata mujer, pérfida e infiel.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Mujer Interesada

Vals
Rómulo Varillas
 


Creíste tú que todo el tiempo iba a durar
el cariño que guardaba pata tí,
ahora que te odio tú vienes a buscarme
a implorarme el cariño que ya yo lo perdí.

Mujer interesada, mereces el desprecio,
que por buscar el lujo, tu hogar lo abandonaste,
ahora ya convencida de lo que ambicionaste,
vienes arrepentida a implorarme perdón.

Ahora ya es muy tarde que vengas a buscarme,
todo lo que fue tuyo lo tiene otra mujer,
que es digna del cariño que un tiempo estropeaste,
te pido de rodillas, no me busques jamás.

Ahora sigue el camino que mejor te parece,
mujer interesada no mereces perdón,
todo lo que ambicionas se encuentra en aquel sitio,
donde corre el dinero y hombres a montón.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Muñeca Rota
Vals
Serafina Quinteras
 


Muchachita ingenua de los ojos negros,
no eres ni siquiera la sombra de ayer;
hoy vives un mundo de desilusiones
envuelta en la niebla de tu atardecer.


Me parece verte con tu traje lila,
con tu sombrerito de flores extrañas,
siendo el terciopelo de tus marimoños,
mucho menos suaves que el de tus pestañas.

Muñeca preciosa,
que fuiste un conjunto de miel, nieve y rosa;
muñeca divina,
es una cascada tu voz cristalina.


¿Quién deshizo el alma de tus perendengues?
¿Quién quebró tu espejo? ¿Quién rasgó tu mota?
hay en la tristeza de tu desencanto,
toda la tragedia de muñeca rota.

¿Recuerdas? La vida nos unió un instante,
y la misma vida trazó dos caminos,
tú trepas la cumbre de los desengaños,
yo bajo la cuesta de los desatinos.


Muchachita ingenua, yo sigo admirando,
el mohín gracioso que habla en tus dengues,
y te sigo viendo con tu traje lila,
con tus marimoños y tus perendengues.

Muñeca preciosa,
que fuiste un conjunto de miel, nieve y rosa,
muñeca divina,
es una cascada tu voz cristalina.


¿Quién deshizo el alma de tus perendengues?
¿Quién quebró tu espejo? ¿Quién rasgó tu mota?
hay en la tristeza de tu desencanto,
toda la tragedia de muñeca rota.

 

 

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰

 

 

Murió el Maestro

Vals
Pedro Espinel Torres

 

 

Cubierto de crespones,
inclinan sus guitarras,
los bohemios hoy,
y con profunda pena,
ahogan sus acordes,
los de ayer también,
de qué vale ocultar,
que es muy grande el dolor,
es que no pueden ya,
que agita el interior,
del humano sentir.


Lo fúnebres heraldos,
dan a conocer,
la desaparición,
del que fuera en otrora,
el genial intérprete,
de nuestras canciones,
de meritorio saber,
de fecunda inspiración,
de su capacidad,
se enorgullece ya,
el folklore nacional.


Murió el maestro sin par,
hoy por tí ha de llorar,
la bohemia criolla,
de luto están las guitarras,

todo es tristeza y dolor,
a la necrópolis van,
en sentida expresión,
numeroso cortejo,
dispútanse el ataúd,
todos quieren cargar,
al amigo que se fue.


La ciencia fue impotente,
para salvar la vida de este ser genial,
la muerte injustamente,
lo eligió para ella,
haciéndolo inmortal,
pues la consagración,
que en vida tuvo él,
por su gran actuación,
le conquistó un sitial,
rodeado de esplendor,
en la inmortalidad.


Felipe Pinglo Alva,
el genial criollo,
de nuestra tradición,
que otrora nos brindara,
el caudal limeño,
de sus producciones,
con su muerte nos dejó,
gran vacío porque es,
imposible encontrar,
otro Felipe igual,
al maestro sin par.

     
   

۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰۰